El hosting: por qué desde que me cambié a Siteground duermo más tranquilo

Es muy difícil crear un proyecto ganador en Internet.

No hay más que ver las estadísticas☹️

Pero aún así, imagina que consigues que tu negocio online, después de mucho esfuerzo, consiga despegar.

Todo parece ir bien y cuando menos lo esperas…

¡Pum! Un golpe bajo te deja fuera de combate...

Y adiós.

Esta historia es muy común en emprendedores digitales. Si no quieres que también te pase a ti, presta (mucha) atención a uno de los pilares de un negocio digital: el hosting.

En este artículo quiero contarte por qué tomar una decisión precipitada en cuanto a hostings puede salirte muy caro y la razón por la que, desde que me pasé a Siteground, duermo más tranquilo.

¿Preparado? Vamos allá.

¿Por qué te voy a hablar de hosting y cómo voy a hacerlo para que no te quede ninguna duda al acabar este artículo?

Si has seguido la evolución del Instituto de Tráfico Online, habrás visto que hemos tenido un crecimiento muy bestia en el último año:

  • Multiplicamos el número de alumnos por 6.
  • Empezamos con 3 personas en el equipo y ya somos más de 60.
  • En la última Semana Trafficker triplicamos el número de inscritos, llegando a más de 100.000 leads.

O sea, que pasamos de esto:

Graduación 1ª edición
Graduación 2ª edición

A esto. ¿Qué te parece?

Te acabo de mostrar solo algunos datos que reflejan el enorme crecimiento que tuvimos, pero como imaginarás, por dentro fueron muchos más cambios.

Pero te confieso que, durante el año pasado, había algo que me daba cierto "miedo": el hosting.

Ahora te entenderás por dónde voy…

Y porque me encantan las metáforas, te mostraré ejemplos de un negocio físico (una discoteca) con el equivalente de uno digital.

Ahora sí, ¡vamos allá!

¿Qué es un hosting?

Al empezar un negocio digital, necesitamos 2 cosas imprescindibles:

  • Un dominio, que equivale al nombre de la web.
  • Un alojamiento, o hosting.

No te preocupes si te surgen miles de dudas, te las iré respondiendo todas 😉

Ejemplo negocio físico

Cuando montamos una discoteca, inicialmente necesitamos 2 cosas:

  • Un nombre que esté libre y registrar la marca (el dominio).
  • Un local para la discoteca (el hosting).

Clarísimo, ¿verdad? Sigamos.

Qué problema tuvimos y por qué empezamos a dudar de nuestro hosting

Voy a explicártelo usando el ejemplo de la discoteca.

Ejemplo negocio físico

Imagina que estamos en el día de la inauguración de la discoteca ITO Ibiza (¿te gusta el nombre, ¿eh?).

Lo normal en este tipo de negocios es que el crecimiento sea progresivo, pero ya sabes que en ITO hackeamos el sistema 😉

Problemas hosting

Preparamos el fiestón del año: contratamos DJs de primer nivel, una animación increíble, y cubrimos la isla con publicidad, para que todo el mundo conozca la fiesta.

Las cosas van rodadas, funcionando según lo establecido y la gente disfrutando.

Pero después de un par de horas, llegamos a un número de personas dentro del local, y aparece la policía para colgar el cartel de aforo completo.

Y no solo no deja entrar a nadie más, sino que empieza a echar a todos los que ya estaban dentro.

Imagina esa situación... ¡Sería un desastre!

Pues ahora que entiendes el concepto, te muestro qué nos sucedió en nuestro negocio digital con el hosting que teníamos.

Ejemplo negocio online

Todo negocio online tiene como uno de sus objetivos aumentar el número de visitantes a su web. Este crecimiento suele ser paulatino.

Pero cuando compras tráfico (ya sea en Facebook o Instagram Ads, YouTube o Google) entran a la web grandes picos de visitas de golpe.

Es algo común en muchos negocios online y también nos solía pasar. Pero el punto álgido llegó con la primera edición del Máster de Experto en Tráfico Online.

En ese momento recibimos fuertes picos de visitas en nuestra página. Y acabó ocurriendo esto 🤦🏻‍♂️:

pagina fuera de servicio

¡Se cayó nuestra web! Claro, quedando inutilizada.

Imagina cientos de personas, potenciales clientes dispuestos a comprar, a sacar la tarjeta de crédito, y que no podían.

O incluso peor, clientes que estaban en mitad de la compra y se podrían llevar una malísima experiencia😱

En qué situación estábamos en el ITO y por qué decidimos cambiar nuestro hosting a Siteground

Ver que la web se caía en un momento tan importante nos generó mucha incertidumbre y estrés.

Y tener únicamente soporte vía email (ticket) no me parecía lo más apropiado.

Esto sumado a que tampoco recibimos mucha ayuda ni nos transmitieron confianza (sabiendo que en unos meses íbamos a tener un lanzamiento mayor), decidimos probar el hosting de Siteground, por estos motivos:

  1. No íbamos a tener que sufrir una parada en el proyecto para hacer todos los cambios, si no que se iba a trabajar en backstage.

    Es decir, mientras el Máster funcionaba correctamente, por detrás se creaba todo el cambio de plataforma, para poder dar el salto de una a otra en segundos.

  2. Tienen asistencia telefónica 24 horas, algo que habíamos echado mucho de menos en nuestro anterior proveedor de hosting. Cuando todas tus ventas dependen de algo, poder tener a quien llamar y que te lo solucione, no tiene precio, créeme.

Qué otras características técnicas TOP tiene Siteground

Después de un tiempo con ellos, hemos visto otras características verdaderamente geniales:

Migración y configuración gratis: la mudanza

Si ya tienes una web y te da miedo tener que hacer todo el cambio porque crees que puedes liarla, Siteground se encarga de todo. Tú solo das la orden y esperas a que ellos te avisen cuando esté todo listo.

Cambio de hosting

Es como si quisiéramos cambiar de local y lo único que necesitásemos fuera entregar las llaves: ellos se encargarían de toda la mudanza y dejar el nuevo local igual que antes.

Dominio gratis el primer año

El dominio es algo que se tiene que renovar anualmente. Siteground te regala el registro y el primer año (después son aproximadamente unos 12 €/año).

Copias de seguridad diarias

Siteground hace una copia de seguridad a nuestra web cada día para que, si ocurriera algo, pudieses recuperar el estado a una copia anterior.

Imagínate que un día hay un incendio en la discoteca y se quema todo. Siteground tendría un botón para restablecer todo como estaba justo antes de que ocurriera el accidente. ¡Impresionante, ¿a que sí?!

Almacenamiento en discos SSD

Que un hosting cuente con discos de almacenamiento SSD, significa que tu web irá mucho más rápida, y esto nos evita el temido porcentaje de rebote (bounce rate).

CDN gratuito

El CDN también favorece la velocidad de tu web, ya que realiza copias de tu web y las sitúa en distintos puntos geográficos, de forma que si alguien accede desde otro país llegará a la copia que tenga más cerca, reduciendo el tiempo de carga.

¡+ entradas = - tiempo de espera!

Hosting especializado en WordPress

Más del 30% de los sitios web usan WordPress como CMS. Yo uso WordPress y seguramente tú también.

Y uno de los puntos a favor que le veo a Siteground si estás empezando, es que puedes instalar WordPress con un solo clic. ¡Olvídate de instalaciones y procesos pesados!

Cpanel

Para administrar y gestionar el hosting en Siteground se usa Cpanel.

Es un panel de control para hostings con una interfaz muy intuitiva. Este panel de control lo podemos ver en casi todas las grandes empresas de hosting.

SSL Let’s encrypt gratis

Seguro que te has topado con alguna web que al entrar te aparece el mensaje de “este sitio podría no ser seguro”.

Pues el certificado SSL, además de quitar ese mensaje que da bastante mal rollo, da garantía a tus visitas de que cualquier dato que dejen en tu web está encriptado, garantizando su seguridad.

No instalar este certificado es como si en la discoteca colgamos un cartel de: “no nos responsabilizamos de lo que pueda pasar dentro y que puede haber robos en cualquier momento”.

La gente no estaría tan tranquila, y es probable que se vaya… ¡para no volver!

Soporte técnico

Para mí este ha sido uno de los detalles que me hizo querer probar Siteground.

En el caso de los proveedores de hostings, funcionan la mayoría con tickets. Es decir, si tienes una incidencia, abres un ticket en la plataforma y lo reciben en su buzón. Después un técnico de la empresa te contesta.

El problema es que esta respuesta no es inmediata. Y en momentos desesperados, no es viable depender de esto.

servicio técnico hosting siteground

En un caso así podría ser bastante estresante tener que redactar un email y esperar a que te contesten (pueden ser minutos u horas).

Nuestra experiencia con este tipo de soporte fue bastante mala.

Por eso, cuando valoramos la opción de Siteground, el que tuvieran soporte vía chat y telefónico fue un punto que declinó bastante la balanza.

Y pudimos verlo en acción.

¿Cómo fue mi experiencia con ellos para que los recomiende en mi blog?

Como te comentaba, cuando decidimos probar Siteground, nos encontrábamos en la siguiente situación:

Habíamos tenido 2 ediciones del Máster y habíamos sufrido ya algunos problemas con el hosting, llevándonos además muy mal sabor de boca por el tipo de soporte que nos ofrecieron en el anterior hosting.

Acabábamos de realizar nuestro último lanzamiento con unos resultados brutales, y ahora iban a entrar 6 veces más alumnos a la plataforma del Máster que la primera edición. 

Esta avalancha de alumnos navegando por la plataforma (y además todos a la vez) podía cargarse cualquier tipo de hosting.

Y un fallo en los primeros días podría darnos una muy mala imagen.

Todo iba genial hasta que un día… ocurrió. El servidor petó, y empezaron a llegar los avisos de algunos alumnos.

Cuando ocurrió esto, nos pusimos súper nerviosos, ya que es un momento crítico, justo al empezar el Máster, personas que habían depositado una confianza tremenda en nosotros, y que podían empezar con muy mal sabor de boca.

soporte técnico hosting

Dando gracias por no tener que abrir un ticket, llamamos rápidamente al servicio técnico, que incluso antes de llamarlos ya se habían dado cuenta y estaban trabajando en ello, y en menos de 5 minutos ya estaba todo solucionado. ¡La gran mayoría de alumnos ni siquiera se dio cuenta!

Quedamos encantados. Un soporte técnico rápido, accesible y eficaz. Y esto es lo que terminó de enamorarme.

Además, hasta el día de hoy no hemos vuelto a tener otro problema.

Y es por eso que te recomiendo Siteground si no quieres tener preocupaciones y problemas en esta parte de tu negocio.

¿Qué planes tiene Siteground y qué diferencia hay entre ellos?

Siteground tiene diferentes planes y en la propia web puedes ver en qué se diferencia cada uno, pero hay una característica que a mí me gusta muchísimo.

 ¿Te acuerdas lo que te contaba anteriormente que cuando una web llegaba a su máxima capacidad de visitas se caía? 🤔

En el caso de Siteground, tienen algo muy bueno, y es lo siguiente…

¿Preparado? ¿Seguro? Venga, ahí va:

Puedes tener un hosting que en un primer momento permita entrar a 10.000 personas, pero están atentos a que, si entran más, automáticamente se pase al siguiente plan de hosting.

Es decir, te pasan de un plan a otro sin tener que cortar el servicio, o que se caiga.

¿A que está genial?

Promoción actual Siteground

Tanto si aún no has comenzado con tu proyecto digital como si ya tienes uno entre manos, Siteground dispone de una promoción súper interesante:

  • Contratando un hosting durante 1,2 o 3 años te hacen un descuento de entre el 60 y el 64%. Esto significa que por 3.95€/mes, puedes estar tranquilo con esta pata de tu proyecto.
  • Te regalan el primer año de dominio.
  • Garantía de 30 días, si no te mola, te devuelven el dinero sin rechistar.
  • Si ya tienes tu proyecto montado en otro hosting, ellos se encargan de hacer todo el cambio (y gratis).

Conclusión: cuando eliges Siteground, no te vas con otro proveedor de hosting

Después de mi experiencia con otros hostings y de haber encontrado a Siteground, no puedo estar más contento y tranquilo.

Mi recomendación: no te la juegues con el primer hosting que veas, ni vayas a lo más barato. Apuesta desde el principio por un hosting de calidad.

Ya me darás las gracias😉

Ahora, cuéntame: ¿te has visto envuelto en alguna historia similar? ¿Qué es lo que más valoras en un hosting?

Te leo en los comentarios.

Compartir

4 comentarios en “El hosting: por qué desde que me cambié a Siteground duermo más tranquilo”

  1. Que gran artículo! me gusta mucho siteground, la verdad es que lo uso para algunos de mis proyectos y estoy muy contento, lo recomiendo.

Deja un comentario

Descubre la solución a los estragos económicos que el COVID-19 está causando en el mundo para que tu negocio facture más que nunca.